PRESOTERAPIA

La presoterapia consiste en la aplicación de presiones  sobre diferentes partes del cuerpo,   mediante un sistema que suministra aire comprimido en ciclos y presión programados  en un dispositivo adaptado a la zona a tratar.

 

 

 

PRESOTERAPIA - PRINCIPALES EFECTOS

Estimular la circulación de retorno venosa y linfática ayudando a la eliminación de los residuos metabólicos.

Estimular el sistema inmunológico.

Mejorar la circulación sanguínea haciendo que aumente el aporte de oxígeno a los tejidos,  facilitando la regeneración tisular, favorececiendo la recuperación de la elasticidad cutánea.

Por efecto indirecto estimula la circulación general del organismo y ayuda a la recuperación tras la fatiga y a la relajación.

El masaje ayuda en la relajación de los músculos abdominales e intestinales, mejorando el funcionamiento del aparato digestivo.

 

PRESOTERAPIA - PRINCIPALES BENEFICIOS

Prevenir e interrumpir el desarrollo de la celulitis
≈ Prevención de microvaricosidades
Reducir la hinchazón y la pesadez de piernas y aliviar el dolor
Moldear piernas, nalgas y vientre
Reducir significativamente la retención de líquidos
Mejorar el aspecto de la piel, tonificándola
Es un complemento ideal para adelgazar

 

La presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia, se destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones de celulitis. La técnica además promueve la recuperación de la elasticidad cutánea

El tratamiento de presoterapia se suministra a través de  botas (especiales para la presoterapia) que recubren las piernas y glúteos, a través de las cuales se realiza sobre el cuerpo una presión positiva que se va alternando en forma ascendente, por lo cual se le llama también presoterapia secuencial. A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las várices.